¿Y ahora… qué?

La Junta en funciones del COPCyL, cuyos miembros concurrían a las elecciones, alegaron que no ejercemos la profesión, por ser Psicólogos  educativos, orientadores, docentes e investigadores de Universidad (PDI) o formadores.

Lo hicieron para anular nuestra candidatura y así evitar las elecciones, como si fuera un problema que los colegiados votemos.

Hoy se han encontrado con un problema de mayor envergadura:

Un juez ratifica su argumentación. Pero su definición de “no-ejercientes” no aparece en nuestros estatutos profesionales, donde solo está referido a la posesión del título de licenciado/a en Psicología.

Han conseguido dividir la profesión.

Al margen de consideraciones particulares, en este país, una profesión es ejercida por aquella persona que está en posesión del título oficial para ejercerla, conforme a las disposiciones legales de estas titulaciones, reflejadas en los Estatutos que regulan nuestra profesión (art.5 del Real Decreto 481/1999, de 18 de marzo).

Ahora, al parecer, esto no va a ser así en nuestra profesión de la Psicología y nos planteamos y referimos algunas preguntas al respecto:

  • ¿Quién establece que los miembros de una Junta de Gobierno son ejercientes? ¿ellos mismos? ¿ad aeternum?
  • ¿Para qué sirve una Comisión Electoral si es la Junta quien decide sobre los candidatos?
  • ¿Cómo sé si soy un/a colegiado/a ejerciente?
  • ¿Van a publicar un listado de colegiados ejercientes y no-ejercientes?
  • Si un/a colegiado/a Licenciado/a, en Psicología no ejerce su profesión ¿qué profesión ejerce?
  • Si se establece el caracter no-ejerciente de algunas especialidades de la Psicología, ¿cómo se va a reflejar ésto en los Estatutos de la Profesión?
  • ¿El COP será un colegio profesional con categorias en el ejercicio profesional y diferentes derechos, según el alta fiscal del profesional colegiado?
  • ¿Sólo serán ejercientes los profesionales de la Psicología que tienen un alta fiscal como autónomo?
  • Si un Psicólogo Docente, o Investigador (PDI) o un Psicólogo Educativo, Formador u Orientador, no tienen reconocido por el colegio su ejercicio profesional:
    ¿Es obligatoria su colegiación en el COP?
    ¿Habrá que crear un nuevo colegio profesional para estos psicólogos, donde se reconozca su ejercicio profesional y donde puedan participar en sus organos colegiales?
  • ¿Cómo van a advertir los colegios del COP a sus nuevos colegiados si se les considera ejercientes o no-ejercientes de su profesión?
    ¿cómo se va a indemnizar a los antiguos colegiados, por la perdida de derechos que conlleva, al no haber reflejado este nuevo ‘estatus colegial’ en su ficha personal?
  •  ¿Qué va a pasar con muchos compañeros y compañeras que forman parte de los organos de gobierno de los COP y que son docentes, investigadores o psicólogos educativos, formadores u orientadores?
  • ¿Tienen que cesar en sus cargos, como en Castilla y León?

Necesitamos respuestas para poder decidir si nos colegiamos, descolegiamos o buscamos alternativas colegiales que respeten nuestra profesión.

Que no te confundan




¿Qué dice el Consejo General de la Psicología – COP?

3 respuestas a «¿Y ahora… qué?»

  1. No sé quiénes sois pero tenéis todas mis simpatías. Soy psicólogo ya jubilado de los que el COP aceptaría como pata negra porque mi promoción fue la primera de la USAL. La carrera se fue creando mientras progresábamos en ella. Y tenía un claro perfil “clínico” en años que nos hacíamos valer frente a los psiquiatras. Pero luego la Psicología ganó peso y se ensanchó hacia lo educativo, empresarial, judicial, etc. El COP lleva años ninguneando estas vertientes y centrado en una visión médica que debe pensar es más científica o da más dinero. Recuerda a la oposición que nos tocó sufrir de la Psiquiatría y olvida el valor terapéutico de la palabra además del objetivo general de la Psicología de mejorar la vida de las personas. En concreto se opuso a la especialidad de Psicopedagogía y tiene una inquina especial a los Orientadores (es verdad que algunos provienen de la Pedagogía, pero pasaron una oposición específica que, si bien se desarrolla en paralelo, no tiene parangón con las de las otras especialidades docentes) a los que considera umos intrusos.
    Estuve colegiado (¿debo aclarar que trabajé 30 años de psicólogo escolar, orientador?) y me opuse durante años al COP, pero es muy endogámico y no permite críticas (especialmente sobre su obsesión del psicólogo clínico que quiere introducir en las escuelas con los alumnos como “clientes”). Conseguí colarles una ponencia tipo caballo de Troya sobre El pensamiento grupal (esa especie de ofuscación que contamina a los miembros de los grupos cerrados y les hace pensar lo mismo) en su Congreso internacional de Valladolid del 2011.
    Cualquier apertura y debate en el mundo de la Psicología profesional debe ser bienvenido.

  2. Ya sé que mi comentario no lo vais a publicar , pero me resisto a no sacaros de vuestra confusión, creo que intencionada.
    Un peón caminero por muchos años que pique la piedra de las cunetas no llegará a ser Ingeniero de Caminos. Pues lo mismo ocurre con las mentiras; por mucho que se repitan y por muchas veces que se aireen nunca llegarán a ser verdad. Y eso os pasa a vosotros.
    No es cierto que los psicólogos educativos no puedan ser elegidos , pero no aquellos licenciados que ejercen actividad administrativa aunque sea en un Centro docente. Ytratais de convencer que la sentencia impide a los psicólogos educativos ser elegidos y no dice eso el Juez.
    En honor a la verdad debéis contar los hechos como son y no como queréis que sean.
    La VERDAD solo tiene un camino y la mentira repetida NUNCA será verdad.
    EDUARDO MONTES VELASCO , Psicologo dedicado a la actividad colegial durante más de 30 años y por tanto conocedor de toda la legislación relativa a Colegios Profesionales.

  3. Bien, usted dice ahora que los psicólogos educativos sí pueden ser elegidos, pero la sentencia confirma la decisión que la Junta en funciones tomó, con usted al frente, de declarar que no ejerce la psicología una psicóloga funcionaria docente en el departamento de orientación de centro educativo…y eso no es una “actividad administrativa”, sino el ejercicio de la psicología educativa. Tampoco es administrativa la actividad docente e investigadora que los psicólogos ejercen en la universidad.
    Como bien sabe, la realidad es que la Comisión Electoral revisó la documentación y aprobó nuestra candidatura, posiblemente comprobando que ninguno de nuestros candidatos son administrativos o peones camineros o ingenieros de caminos…
    -Candidatura COPCyL-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.