Las y los profesionales de la Psicología celebramos hoy el día del patrón de nuestra profesión: Juan Huarte, nacido en Navarra (San Juan de Pie del Puerto) el año 1529.

El patrón de la Psicología, por decisión de los Decanos de las Facultades de Psicología en 1983, fué un Médico y Filósofo,  autor del reconocido tratado “Examen de Ingenios para las Ciencias”, reeditado en siete idiomas.

Su obra se considera precursora de la psicología vocacional. Estudió los diferentes temperamentos humanos (humores) e indicó qué oficios o estudios podría desempeñar mejor cada uno según sus aptitudes físicas e intelectuales (Garrabé, 2002).

Desarrolló una sistematización enciclopédica y de clasificación de diferentes saberes, formulando en modo precursor estudios neurobiológicos y líneas luego propias de la Psicología, pero también de la Literatura o del Derecho (Torre, 1977).

 

Sin embargo,  una denuncia del doctor Petrel, de la Universidad de Baeza (Jaén) y comisario del Santo Oficio, hizo inscribir la obra de Huarte en el «Índice de los libros prohibidos» de la Inquisición española, y luego en el «Expurgatorio», junto a los libros con contenidos que había que expurgar (García Vega, 1991).

Escribir ideas como que Dios no puede eximirse de obedecer las leyes que Él mismo ha fijado para la Naturaleza, le supusieron, aun siendo católico, el calificativo de hereje. Pero esto mismo aumentó el interés por la obra que, seis años después de su muerte (1594), publicaría íntegra su hijo Luis Huarte (Iriarte, 1948).

Extraemos este párrafo de nuestro Patrón, que muestra su concepción del oficio del Derecho, y que nos ayuda a entender mejor el despropósito ocasionado por el denominado informe del “letrado” Asesor Jurídico de nuestro Colegio:

 

La cual doctrina supuesta, es cosa muy clara saber ya por qué razón el legista se llama letrado, y no los demás hombres de letras. Y es por ser a letra dado, que quiere decir hombre que no tiene libertad de opinar conforme a su entendimiento, sino que por fuerza ha de seguir la composición de la letra. Y por tenerlo así entendido, los muy peritos de esta profesión no osan negar ni afirmar cosa ninguna tocante a la determinación de cualquier caso, si no tienen delante la ley que en proprios términos lo decida. Y si alguna vez hablan de su cabeza, interponiendo su decreto y razón sin arrimarse al Derecho, lo hacen con temor y vergüenza; y, así, tienen por refrán muy usado: erubescimus dum sine lege loquimur, como si dijeran: «entonces tenemos vergüenza de juzgar y aconsejar, cuando no tenemos ley delante que lo determine». (Huarte  J., 1996, p. 167)

A buen entendedor…

No podemos añadir nada más a sus elocuentes palabras. Tan solo decir que hoy, el Patrón de la Psicología, no daría ningún valor legal al llamado “Informe Velasco” por su falta de “vergüenza de juzgar y aconsejar, cuando no tenemos ley delante que lo determine”.

¿No son acaso los Estatutos Generales de la Psicología…”la ley que en proprios terminos lo decida“?

Sin embargo, la Junta en funciones del COP de Castilla y León se apoya en este informe para anular nuestra candidatura, nombrada legalmente por la Comisión Electoral, y asi suspender las elecciones.

 

 


  • García Vega, L., y Moya Santoyo, J. (1991). Juan Huarte de San Juan. Patrón de la psicología española. Ediciones académicas. Madrid.
  • Garrabé, J. (2002). Juan Huarte y el pensamiento humanista europeo. V Congreso de la European Association for History of Psychiatry. Madrid.
  • Iriarte, M. (1948). El doctor Huarte de San Juan y su examen de ingenios: contribución a la historia de la psicología diferencial. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid.
  • Huarte, J. (1996). Examen de ingenios para las ciencias. Revista de Electroneurobiología; 3 (2), pp. 1-322.
  • Torre, E. (1977). Ideas lingüísticas y literarias del doctor Huarte de San Juan. Servicio de Publicaciones. Universidad de Sevilla.

 

 

Puedes dejar un comentario...

Tus datos no serán publicados ni utilizados.